¿Quieres reducir gastos en tu compañía?

Si tienes una empresa y quieres ser competitivo, es fundamental optimizar los recursos para ahorrar costes y tiempo innecesario y ser más productivo. Un sistema de impresión pago por uso, en el que se contrata a otra empresa la gestión de la impresión, puede ser una manera sencilla y efectiva de reducir tus gastos a fin de mes.

Mediante este mecanismo solo tendrás que pagar por la cantidad de impresión consumida en páginas. Podrás abonar una cantidad fija mensualmente o si lo prefieres pagar individualmente por cada página, dependerá del plan contratado. Tú decides el método que más se ajuste a tus necesidades, pero sin preocuparte de realizar una inversión inicial.

Si quieres pasarte al pago por uso, lo primero es contratar a una compañía externa para que se encargue de la gestión de la impresión. Este proveedor externo será el que realice la instalación y mantenimiento de los equipos, además de darte soporte técnico. Tú solo tendrás que preocuparte de realizar tus tareas de impresión y pagar la cuota fijada. Entre algunas de las ventajas de este sistema, destacamos los 6 beneficios más importantes:

  1. Instalación y estudio previo gratuito. La mayoría de las compañías encargadas de la gestión de la impresión realizarán un estudio previo del parque de impresión de tu empresa y te asesorarán sobre una posible mejora y optimización. Toda la instalación de los equipos y configuración personalizada también será gratuita.
  2. Olvídate de cambiar el tóner y controlar la tinta. La empresa encargada de los equipos de impresión te enviará los consumibles que necesites de manera automática y gratuita, nunca tendrás un equipo parado.
  3. Despreocúpate del mantenimiento. El proveedor externo será el que realice el mantenimiento y reparación de los equipos, incluidas las piezas, mano de obra, desplazamientos y equipo de sustitución. Podrás olvidarte de problemas de última hora que te impidan seguir con tu día a día y así eliminar los tiempos muertos.
  4. Reducción de averías e incidencias. El buen mantenimiento de los equipos mediante técnicos cualificados, como mencionamos anteriormente, evitará averías e incidencias mayores. En cualquier caso, siempre podrás contar con equipos de sustitución.
  5. Mejor control sobre las impresoras y el uso de los equipos. Con este servicio podrás monitorizar la cantidad de trabajos enviados durante un período de tiempo y los costes que significan para tu negocio. Así, tendrás un mayor control y podrás mejorar tu previsión de gastos mensual. Es importante que analices este aspecto y lleves a cabo informes periódicamente para poder controlar y mejorar la reducción de costes.
  6. Cuidado del medio ambiente. Además de mejoras para tu compañía, con la impresión de pago por uso serás más consciente de la cantidad de papel y consumibles que utilizas en tu día a día, reduciendo gastos innecesarios y aportando tu grano de arena al medio ambiente. Por otro lado, la compañía externa se encargará de retirar y reciclar los cartuchos, equipos obsoletos y otros residuos de impresión generados por tu empresa. No debemos olvidarnos tampoco de que los sistemas instalados suelen incorporar las impresoras más innovadoras del mercado que permiten reducir el consumo de energía y ser más eficientes.

¡Aumenta la productividad de tu empresa y ahorra dinero!

Con los servicios gestionados de impresión podrás reducir uno de los mayores costes de una compañía y pagarás solo por lo que consumes. Tendrás un mayor control y podrás optimizar los gastos. Además, reduces tiempos muertos de averías y mantenimiento, y tus empleados podrán ser más productivos y trabajar con sistemas innovadores que ofrecen mayores posibilidades de conectividad, movilidad e interfaz personalizada. Y si tu empresa crece, ¡no te preocupes! Podrás aumentar en cualquier momento tu plan, que se adaptará perfectamente a las nuevas necesidades.

¿A qué estás esperando para pasarte a este movimiento? Ha llegado el momento de tomar el control y gestionar los pagos y cobros de forma adecuada. Si la tecnología, con nuevos software o mecanismos como el renting, pueden ayudarnos a realizar una actividad, sin necesidad de tener la propiedad del producto, ¿por qué no aceptarlo? Actualízate y pásate a la impresión de pago por uso, el ahorro está prácticamente garantizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *